PORTADA / NACIONALES / Waoranis esperan absolución tras 5 años de ataque a clan

Waoranis esperan absolución tras 5 años de ataque a clan

Llegaron a la Corte de Orellana semidesnudos, con sus atuendos indígenas cruzados y con sus lanzas, como guerreros waoranis que son. Solo para estar en el tribunal, los acusados usaron pantalonetas.

Y aunque la mayoría de ellos no entienden ni hablan español (su idioma es el huao terero) han estado, desde el martes pasado, en la audiencia de juzgamiento por el delito de homicidio que la Fiscalía sigue en contra de 17 waoranis, un proceso que empezó hace cinco años, en 2013, con la figura de genocidio, por supuestamente atacar y asesinar a indígenas taromenanes en aislamiento.

El hecho se remonta a una supuesta matanza que se dio el 30 de marzo de 2013 cuando 17 waoranis se adentraron en la selva en busca de taromenanes, para vengar la muerte de Ompure Omeguay y Buganey Caiga, una pareja de ancianos –considerados jefes tribales de los waoranis– que en ese mes fue asesinada a punta de lanzas por indígenas en aislamiento.

En ese entonces se hablaba de entre 5 y 30 muertos del lado de los taromenanes y del rescate de dos niñas de ese clan que sobrevivieron y que estaban en manos de los waoranis.

Por aquella matanza, la Fiscalía procesó a 17 waoranis inicialmente por el delito de genocidio. En estos más de cinco años, parte de los acusados estuvieron presos ocho meses y la mayoría han estado entre el ir de la selva a la capital provincial (un viaje de más de cinco horas) para presentarse ante las autoridades como disponían las medidas sustitutivas a la prisión o internamiento. Otros, en cambio, se han adentrado en la selva y no han vuelto a aparecer.

A este juicio se han presentado 11 de los 17 acusados de homicidio (cuatro figuran como autores y 13 como cómplices). La fase de exposición de pruebas ya terminó. Hoy, a partir de las 14:30, se reinstalará la audiencia para conocer los alegatos de acusados y Fiscalía). De ahí se espera que los jueces den su resolución de forma oral.

Andrés Ácaro, abogado de parte de los waoranis procesados, dice que hoy volverán a demostrar que la tesis de la Fiscalía no tendría bases sólidas.

Según Ácaro, se ha violado el debido proceso, pues entre otros temas, no les han expuesto el caso en su idioma original (no hablan español); tienen afectaciones psicológicas (no quieren acercarse a poblados urbanos, ya que fueron engañados cuando los detuvieron) y sociales; se les aplica una justicia y procesos distintos a su interculturalidad…

Para él, la Fiscalía no ha probado sus teorías, ya que nunca se hallaron los supuestos cuerpos de los taromenanes, ni tampoco encontraron casas quemadas u otros elementos que demuestren los asesinatos.

Agrega que incluso las dos niñas no podrían ser taromenanes porque en la zona hay más grupos de indígenas en aislamiento. Acepta que los waoranis se internaron en la selva en busca de sus adversarios, pero al llegar a una de las casas de los taromenanes solo encontraron a las dos niñas, a quienes las habrían rescatado y no secuestrado. Ellos esperan justicia y que el proceso termine pronto.

17 implicados

Entre los waoranis que están siendo procesados por homicidio están hermanos, hijos y un nieto de Ompure, el anciano y jefe wao asesinado a punta de lanzas, junto con su esposa.

Seis de los 17 acusados no han acudido al juicio.

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE