En varios países del mundo se registró a finales de agosto y primeros días de septiembre, un incremento en el preciodel litro o galón de varios tipos de combustible, entre ellos la gasolina y el diésel; mientras que en otras naciones se planifica para los próximos meses un alza o un recargo de impuestos.

En China el aumento regirá desde este martes, en donde la gasolina pasará de $ 1,11 a $ 1,136 el litro (de $ 4,20 a $ 4,295 el galón); mientras que el diésel subirá de $ 0,99 a $ 1,015 el litro (de $ 3,75 a $ 3,836 el galón), informó este lunes la Comisión Nacional Desarrollo y Reforma (CNDR) de ese país, según publicó la agencia de noticias Xinhua.

“De acuerdo con el actual mecanismo de precios, si los precios internacionales del petróleo crudo cambian más de 50 yuanes (7,33 dólares) por tonelada (1.000 litros) y permanecen en ese nivel durante 10 días hábiles, los precios de productos refinados de petróleo como la gasolina y el diésel en China se ajustarán en consecuencia”, señaló la agencia, y agregó que “el centro de monitorización de precios de la CNDR atribuyó el aumento de precios a las fluctuaciones en los mercados globales”.

En México subió la última semana de agosto el precio de la gasolina Premium en unos 3.467 pesos ($ 0,18) el litro, por lo que llegó a venderse hasta en 21 pesos ($ 1,09) cada litro ($ 4,12 el galón).

En Panamá también se registró un incremento de $ 0,005 en el precio del litro de diésel desde el 31 de agosto, para venderse en $ 0,774 el litro ($ 2,92 el galón); aunque la gasolina de 95 octanos bajó a $ 3,26 el galón, y la de 91 octanos se mantuvo en $ 3,22.

En Nicaragua, las gasolinas súper y regular aumentaron 36 centavos de córdobas ($ 0,011) por litro desde el fin de semana, para venderse en $ 4 el galón de súper y $ 3,93 la regular; mientras que el diésel aumentó 91 centavos de córdobas ($ 0,028) para ubicarse en $ 3,51 el galón.

En Argentina se espera para este mes un nuevo incremento en los precios de la gasolina, debido a la nueva cotización del dólar en relación al peso; mientras que en ese país, desde el mes de octubre próximo, se plantea cobrar también el 16% de IVA, del que este producto estaba exonerado desde hace unos cuatro años.

En España se ha propuesto aumentar el impuesto al diésel desde enero del 2019, lo que podría encarecer este tipo de combustible hasta en 15 céntimos de euro ($ 0,17) más por litro, o hasta $ 0,567 más por galón. Actualmente ese impuesto es de 30,7 céntimos de euro ($ 0,26) por litro.

La propuesta de aplicación de este impuesto está por definirla el Ministerio de Transición Ecológica español, por pedido de la Unión Europea, para evitarse una multa por los altos índices de contaminación que hay en España; sanción de la que no se podrían salvar en los próximos meses Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Rumania y Hungría, por el mismo motivo.

El menor costo del diésel era el motivo por el que muchos españoles habían decidido en los últimos años adquirir vehículos que usen ese tipo de combustible, pero ahora con la posibilidad de este nuevo impuesto, les costaría hasta unos 200 euros más ($ 232) anualmente el usar estos automotores, que en ese país superan la cantidad de 17 millones. El gobierno español de Pedro Sánchez ha justificado este aumento de los precios del diésel, con la protección del medio ambiente. (I)