El prefecto de Los Ríos, Marco Troya, informó que existen importantes avances dentro del proceso técnico y legal para que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), realice la licitación para la obra de ampliación a cuatro carriles de la vía Santo Domingo – Quevedo – Babahoyo – Jujan, de 170 kilómetros.

La obra, que se prevé iniciar este año, tendrá una inversión estimada de 1.200 millones de dólares, muy por debajo al valor que tenía previsto a inicios del proyecto que era alrededor de 3.000 millones de dólares. Esto se debe a que hubo un rediseño al proyecto total, indicó el prefecto Troya. “Se hizo un cambio al diseño formulado. Este era muy ambicioso y muy costoso que se alejaba de la realidad económica del país”, señaló.

Este proyecto de ampliación recobró interés tras la llegada a la provincia del ministro de Transporte y Obras Públicas, Paúl Granda, quien inauguró la semana pasada el puente Quindigua, ubicado en la zona rural de Valencia.

En este acto público, el ministro informó que este rediseño al proyecto permitirá agilitar los procesos para la contratación de la obra, que se constituye en uno de los proyectos viales más importantes del país.

“Se estima que mediante la Alianza Público-Privada generará una inversión en esta obra que va a permitir la ampliación a cuatro carriles de la vía, creando condiciones excepcionales como nos ha pedido el presidente de la República, Lenín Moreno Garcés”, expresó el ministro Granda, quien además indicó que en este mes se estaría realizando la invitación para la propuesta de financiamiento y licitación de la obra.

El prefecto Marco Troya insistió que la ampliación de la carretera E25, en el tramo Santo Domingo –Jujan, traerá grandes beneficios para las provincias involucradas y para el país. “Confiamos que en el transcurso de este año se iniciará la construcción de la obra”.

Así mismo manifestó que el esquema más adecuado para la ejecución del proyecto es mediante la figura de concesionar el servicio de la vía y financiarla a través de peaje. Explicó que de esta manera el concesionario asumirá el proceso de construcción, operación y mantenimiento de la carretera por alrededor de 30 años.

“Seguimos muy de cerca los procesos de este proyecto vial. Lo que queremos es una carretera buena, que dinamice la economía, que integre mejor a Costa y Sierra, a través de una carretera segura, amplia y de primer nivel”, concluyó Troya. (I)