El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Salud Pública (MSP), ofrece en la ciudad de Babahoyo, provincia de Los Ríos, tratamientos para personas con consumo problemático de alcohol y otras drogas, mediante el Servicio Ambulatorio Intensivo (SAI) Enrique Ponce Luque.

La directora del Distrito 12D01 – SALUD, Inés García Troya, indica que con el tratamiento ambulatorio intensivo en territorio se busca reducir los estigmas, la criminalización del consumo de drogas y fomentar la reducción de riesgos y daños en quienes padecen esta problemática social.

“El consumo de drogas es una enfermedad, reconocida por la Organización Mundial de la Salud como parte de los trastornos mentales y del comportamiento”, explica Sandra Rizo Castañeda, responsable distrital del Programa de Salud Mental.

La funcionaria asevera que es errado calificar a las personas inmersas en este problema como delincuentes, hay que considerar que ellas padecen una dependencia física y psicológica a dichas sustancias, y esto va más allá de lo que culturalmente se etiqueta como un “vicio”.

El SAI Enrique Ponce Luque está ubicado en el sector Barrio Lindo de la Capital Fluminense, ofrece atención psicológica individual, grupal y familiar, atención médica, actividades ocupacionales y recreativas.

También se derivan casos a establecimientos de segundo y tercer nivel del MSP; es decir, a las unidades de salud mental hospitalarias y centros especializados, para iniciar procesos de desintoxicación cuando el caso amerita, en pro de la reinserción social de personas en tratamiento.

Todo el proceso inicia con la labor de los psicólogos de los centros de salud del MSP, ellos receptan pacientes, evalúan y refieren al tratamiento intensivo, según la necesidad. También por demanda espontánea, bajo petición de la persona afectada, porque uno de los criterios de inclusión para acceder al tratamiento, es la voluntariedad del paciente.

Esta problemática social involucra también la participación de otras instituciones, comprometidas mediante el Acuerdo Interministerial No. 2016-0001 y reflejado en el Plan Nacional de Prevención de Consumo de Alcohol y otras Drogas.(I)