Portoviejo – Desde el 2014 a la fecha, 45 funcionarios que laboraban en las dependencias del Ministerio de Educación de la Zonal 4 (agrupa a Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas) fueron cesados de sus cargos debido a que se les siguió sumarios administrativos o se les notificó de visto bueno laboral por estar implicados en delitos sexuales en contra de alumnos, afirmó María Beatriz Santos, titular de esta dependencia de educación.

La funcionaria indicó, además, que en el presente año se han registrado denuncias de esta índole, pero que las cifras de esas quejas están cruzándolas con la Fiscalía para conocer sobre estas denuncias tanto en Manabí como en Santo Domingo de los Tsáchilas.

De los 45 casos, 33 son de Manabí y 12 de Santo Domingo de los Tsáchilas. En esta última provincia, por ejemplo, el año anterior fue cesado un conserje de una unidad educativa. A él se lo asoció a delito sexual contra un estudiante. Pero la autoridad educativa indica que no solo están a la expectativa del cese de actividades de un funcionario acusado, sino que también de seguir al trámite respectivo en la Fiscalía.

“Toda unidad educativa debe tener códigos de convivencia armónica, en los momentos críticos, los recesos, los recreos, los profesores deben estar activados en baños, áreas donde se pueda cometer algún acto de abuso, pero también es necesario que padres se activen, enseñar a cuidarse, a que respeten sus cuerpos (…), estar alertas de ciertos indicadores, no quieren ir a clases”, expuso Santos.

Mientras tanto, en la Fiscalía de Manabí se tiene conocimiento de 14 casos de delitos sexuales relacionados con el ámbito educativo (varias, en indagación previa). En el 2015 se registraron 24 hechos y el año pasado 9, afirmó Enrique García Arteaga, titular de la Fiscalía.

En la Fiscalía de Manabí se inició, además, un proceso de capacitación para los maestros. El lunes se dio ese primer encuentro entre personal de Fiscalía y educadores locales. (I)